Este es BARRY, un abuelillo de 10 años con el que hemos estado trabajando durante el verano. Nos ha gustado mucho trabajar con el por que nos ha demostrado que nunca es tarde para solucionar problemas y mejorar conductas. Llegó siendo un poco cascarrabias con las personas y demás perros, pero poco a poco se ha ido soltando y disfrutando de las clases grupales, en las que ha redirigido su conducta practicando obediencia, socialización, juegos olfativos… incluso agility! Actividad que le ha gustado mucho y reanudará después de un descanso bien merecido
Gracias Lorena por ser tan constante y seguir las pautas tan bien! Con un poco de trabajo se consiguen grandes resultados
Hacemos hincapié en que nunca es tarde para solucionar problemas, ni la edad, ni la raza es un obstáculo. Con paciencia y dedicación, como las que ha tenido su dueña Lorena, ha ido todo muy bien.adiestramiento canino

265 View