Y seguimos con el trabajo de los labradores BIZKOR e IZAR. Hemos practicado socialización con otros perros y mejorado el acercamiento a niños. En una sola sesión conseguimos erradicar la efusividad en el saludo de Izar y los impulsos agresivos de Bizkor con los niños
Aquí podéis ver el resultado de la terapia de ambos perros, sin correa, con un niño de 12 años.

niño-con-perro

 

228 View