En este artículo os hablaremos de los beneficios y desventajas de utilizar un arnés para pasear a nuestro perro.

Aunque la manera que tiene un perro de interpretar cual es la función de un arnés dependerá únicamente de la persona encargada de su aprendizaje, en la mayoría de los casos el concepto que nuestro perro tiene del uso de un arnés puede llegar a ser totalmente lo contrario de lo que nos hubiera gustado….

Antes de hablar sobre las ventajas y desventajas del arnés, debemos aclarar que esta herramienta de contención canina fue diseñada para mejorar la funcionalidad de los perros que servían al humano en tareas de arrastre de objetos, como pueden ser trineos y similares.

¿El arnés sirve para que un perro pueda tirar con mayor facilidad de objetos?

¡Exacto! Sólo tenemos que usar la lógica humana para llegar a esta conclusión. Si nuestro trabajo dependiese de arrastrar objetos pesados, sin la ayuda de nuestras manos y nos diesen la opción de hacerlo con la fuerza de nuestro cuello (COLLAR) o con la fuerza de nuestro torso (ARNES) ¿Cuál escogeríamos?

¡Bingo!

Si actualmente utilizas un arnés para pasear con tu perro y sus ganas de arrastrarte de punta a punta de la calle son casi incontrolables ahora ya puedes imaginar de donde se origina su gran potencia de arrastre….

Pero como hemos dicho anteriormente cada perro es un mundo y la manera que tenga de interpretar cual es la función de pasear con un arnés, es cuestión de “suerte” y sobre todo de la persona encargada de su aprendizaje.

Una vez aclarada cual es la función principal del arnés pasemos a las ventajas y desventajas de su uso.

VENTAJAS

– Son ideales para perros con una fuerte estabilidad emocional y que no precisan de la atención de su propietario/a cuando pasean por la calle

– Anulan la posibilidad de provocar un autocastigo físico en el perro cuando tensa la correa de imprevisto

– Pueden ser beneficiosos en ciertas terapias de rehabilitación mental canina ya que potencian la efusividad y sensación de seguridad en el perro

– Son indispensables en deportes caninos como el canicross, el mushing o maintrainling

– Algunos arneses tienen la posibilidad de personalizarse con el nombre del perro o un número de teléfono para facilitar nuestros datos personales en caso de pérdida o accidente del animal

DESVENTAJAS

– No son nada compatibles con perros reactivos o demasiado efusivos ya que solo potencian su carácter

– Su capacidad de correcto manejo y control sobre nuestro perro es prácticamente nula

– Su uso puede llegar a ser perjudicial en perros sensibles o muy miedosos

– No son nada recomendables para enseñar a un perro a no tirar de la correa.

– Pueden provocar una falsa sensación de libertad continua en nuestro perro debido a que no consiguen comprender sin previo adiestramiento por que cuando llevan el arnés puesto, a veces son libres para jugar con otros perro y otras veces no pueden acceder a ellos porque se encuentran sujetos por la correa

En definitiva no todo es blanco o negro. Un arnés puede ser una opción fantástica para realizar deportes con nuestro perro o un autentico fracaso si lo que buscamos es la herramienta de control ideal.

La mejor opción según nuestro criterio es alternar el uso del arnés con el de un collar educativo según la actividad que realicemos en ese momento con nuestro perro.

Y sobre todo concienciarnos de que si decidimos utilizar un arnés para pasear con nuestro perro, debemos ser considerados con su aprendizaje y quitárselo cada vez que se disponga a jugar con otros perros para así evitar que asocie el llevarlo puesto con el juego y descontrol.

Recordad siempre que para un perro no existe la comprensión sin previo aprendizaje y que ya sea un collar o un arnés es nuestra misión es el preocuparnos por su buen uso y habituación.

354 View