curso-masajista-canino

El juego de tirar la pelota o un palo, sin duda es divertido, pero debemos estar atentos y diferenciar si nuestro perro está obsesionado.
Aquí algunas preguntas para identificar esta peligrosa adicción…
¿Te pide la pelota ladrando?
¿No juega ni interactua con otros perros si hay una pelota cerca?
¿Te pide que se la lances continuamente?
¿No sabe desconectar del juego?
Si tus respuesta han sido “sí”, te invitamos a que investigues sobre otros tipos de juegos para tu perro, que le proporcionen menos excitación y más estabilidad.

Read More


Lo primero a tener en cuenta es que NUNCA debemos utilizar el bozal a modo de castigo o de remedio para los ladridos o para evitar que tu perro coja todo lo que se encuentre. Para estos casos, la solución es la educación y no esconder el problema bajo el uso del bozal, ya que además agravaríamos la situación

1- Dejarle olfatear el bozal, y crear un ambiente positivo alrededor suyo, con comida apetitosa y mucha tranquilidad, para crear la asociación positiva


2- Incitaremos a que meta el hocico dentro, ayudándonos de recompensas. Asociar una palabra puede ayudar al proceso


3- Una vez superada esta parte, podemos atar el bozal en algunas de las repeticiones y premiar seguidamente. Para evitar que se lo intente quitar, nos ayudaremos de juegos y distracciones durante el paseo

Read More



-1º APRENDE A INTERPRETAR SU LENGUAJE
Es vital para una buena comunicación y entendimiento
-2º cubre sus NECESIDADES REALES
Necesidades básicas: alimento, juego, descanso, salud…
-3º respeta su ESPACIO
Necesita disfrutar de una zona de descanso y seguridad que no sea invadida
-4º descubre sus INQUIETUDES
Correr, excavar en la tierra, nadar, olfatear…
-5º JUGAR JUNTOS
No sólo existen las pelotas, hay cientos de juegos estimulantes y entretenidos, ¡se creativo!
-6º ESTIMULACIÓN MENTAL
Es lo que realmente le dejará cansado y le reportará estabilidad, los juegos de olfato son una buena opción
-7º PASEOS
Sin tensión, interactuando ( deja el móvil en casa, es tiempo para ti y tu perro) y con tiempo para socializar
-8º ENTRENAMIENTO
Ordenes básicas y algún truco divertido son buenas opciones

Read More


¿Tienes un perro “agresivo”?

¿Tienes un perro “miedoso”?

¿Te has dado cuenta de que existen ciertos lugares o situaciones en las que tu perro se comporta de manera especialmente agresiva o miedosa?

¿Conoces la causa real del aumento de la conducta agresiva o miedosa de tu perro ante ciertas situaciones?

La causa se denomina ASOCIACIÓN y seguramente sea uno de los motivos principales de casi todas las “alteraciones de conducta canina” que presenta tu perro cuando interactúa con el entorno

¿Asociación?

Así es la interpretación que tu perro tiene del entorno o ante ciertos estímulos es simplemente el resultado de su capacidad asimilativa

¿Mi perro se enfada porque cree que algo es malo?

¿Mi perro se asusta porque cree que algo le puede hacer daño?

Seguramente si tu perro se comporta de manera especialmente miedosa o agresiva ante situaciones cotidianas del entorno lo más probable es que su concepto de cotidiano o normal difiera mucho del tuyo

Podrás hacerte una idea aproximada de la gran diferencia entre lo que tu perro considera normal y lo que tú consideras normal con los siguientes ejemplos

Suenan fuegos artificiales: tú los miras tranquilamente pero tu perro se asusta

Pasa un perro cerca vuestra: tú lo consideras normal pero tu perro ladra como un loco

¿Fácil verdad?

¿Y por qué reacciona de forma tan alarmante?

Porque seguramente crea o haya aprendido que de esa manera puede solucionar el “problema”
– Sé que si huyo ese perro no podrá acercarse a mi
– Sé qué si ladro conseguiré que esa persona no se acerque a mi
– Sé que si muerdo tendré más posibilidades de eliminar el problema

¿Es normal que se comporte de manera tan extrema ante ciertas situaciones?
Lo raro sería que un perro que asocia un estímulo como malo o peligroso no reaccionase de manera extrema cuando este se presenta…
Los mecanismos defensivos de los perros son aun más básicos/primarios que su capacidad asimilativa o de asociación, que tu perro intente agredir a una persona que pasa cerca vuestra o que tu perro intente huir cada vez que otro perro se le acerca es una conducta totalmente admisible (para el perro)

Por ello mismo y como es de esperar cuando las cosas se ponen “feas” para tu perro lo único que a él le importa es asegurar su supervivencia por consecuencia: eliminar o escapar de la situación “problemática”

¿Por qué motivo mi perro se enfada o se asusta con cosas cotidianas?

Porque seguramente haya tenido una mala asociación del estímulo en algunas de sus etapas del desarrollo emocional (cuando era cachorro)

¿Pero por qué se enfada o se asusta de cosas con las que nunca ha tenido problemas?

Precisamente por eso, porque no las asocia con nada positivo y si tu perro tiene tendencia a solucionar “problemas” huyendo o atacando seguramente las cosas que no conoce y les causan estrés serán detonantes más que razonables para sacar a la luz sus mejores sistemas defensivos

¿Tiene solución?

Para conseguir que tu perro comience a sentirse seguro en tu presencia y empiece a asociar que las situaciones cotidianas no resultan peligrosas o amenazadoras, lo primero que deberías hacer es comenzar de cero e ir presentado los estímulos a tu perro de menos a más con la ayuda de refuerzos positivos (Terapia de desensibilización sistemática)

¿Es fácil?

Lo difícil es que hayas conseguido que tu perro llegue a asociar que el timbre de la puerta significa que debe ladrar…

Para conseguir llevar a cabo una terapia de desensibilzación sistemática por tu cuenta todo dependerá de las ganas y la pericia que tengas a la hora de controlar el entorno y las respuestas de estrés de tu perro hasta que consigas un resultado aceptable…

Read More


Una cama cómoda, bebedero, comedero, correa, collar, arnés, premios, paseos, baños con jabón, cepillado… y cientos de juguetes, son entre otras cosas, lo primero que pensamos cuando nos preguntan por las necesidades de un perro.

¿Pero… en quién estamos pensando realmente?

Necesitamos un comedero y un bebedero para que no manchen nuestro suelo, una correa y un collar para llevarlos atados y que no se escapen, un baño para que huelan bien, juguetes por que se quedan solos la mitad del día… Y todas estas cosas son interesantes e importantes, no vamos a decir que no.

Pero… parémonos a pensar … ¿Nuestro perro escogería todas estas cosas si le diésemos a elegir?, ¿realmente estamos cubriendo las necesidades “reales” de nuestro perro? O… ¿estamos pensando en nuestra comodidad?

Una de las grandes dudas que suelen surgir en los propietarios es… Le he comprado la mejor cama, estoy todo el día dándole mimos, me gasto un dineral en su comida, ¡vive como un rey!… ¿Por qué no se porta bien y me hace caso?

La respuesta es simple.

Les humanizamos constantemente. Ellos no necesitan tantas cosas materiales, sino, si más sensoriales. No necesitan que les hablemos, necesitan que sepamos interpretar su lenguaje. Por supuesto que les encanta comer pero… ¿no sería más reconfortante para su mente el poder ganarse la comida mediante el trabajo? Tu perro… ¡es un perro y necesita sentirse útil!

Una de las necesidades reales más principales para un perro es saciar su necesidad de olfatear. El olfato es su sentido más importante. Pero en cambio nuestro mundo es prácticamente visual. Y este motivo es uno de los que más desconcierta al perro. La vista les crea ansiedad, el olfato, estabilidad. ¿Por qué no aprovechamos esta habilidad natural para estabilizar sus mentes?

¿Y eso como se hace? ¡Muy sencillo! … ¡A modo de juego!

Existen cientos de juegos de olfato o juegos interactivos con los que estimular su mente y a la vez satisfacemos enteramente su necesidad de oler, de sentirse perros y crearles la sensación de sentirse útiles.

Básicamente un perro, necesita ser perro. Espera de nosotros que sepamos tratarle conforme a sus necesidades reales. Ellos no entienden que su cama te ha costado tanto dinero, o que el pienso que le compras es de los más caros del mercado. No entienden de prisas tampoco. ¡Ni siquiera nos entienden cuando les hablamos!

Ellos dan por hecho que entendemos su lenguaje. Y así debería ser para que se establezca una buena conexión y entendimiento. Pero desgraciadamente, nos olvidamos de esta otra necesidad que tienen los perros. La de ser entendidos. Entendiendo sus señales y su código de comunicación, aparte de reforzar nuestro vínculo y amistad, estaremos haciendo la vida de nuestro perro mucho más fácil, ya que podemos leer su estado emocional y anticiparnos a posibles conflictos por falta de comunicación.

La lista de necesidades reales es muy extensa, pero para resumir este artículo, debemos pensar que, un perro es un perro y esa es la única realidad. Quiero decir que, cuanto más nos pongamos en su piel y más entendamos la psicología canina, más cerca estaremos de hacer realmente feliz, estable y equilibrado a nuestro perro.

Read More


¿Cuántas veces tienes que llamar a tu perro para que acuda a tu llamada? Si acude a la primera… ¡estas de enhorabuena!

Pero seguramente, si te ha interesado el título del artículo será porque en algunas ocasiones tienes dificultades para llamar su atención

Estarás pensando en cuántas veces has tenido que ir a por el por qué no te hacía ni caso, incluso te ha podido llegar a pasar que, al ir a cogerlo se ha vuelto a escapar… ¡Cómo nos enfurece eso!

Encima, para colmo, cuánto más nos enfadamos, más se lo toma a juego y más nos cuesta cogerlo

Y seguro que has probado de todo, y no dudamos de que la palabra “toma” entra dentro de tu repertorio

¿Te has fijado que en muchas ocasiones incluso parece que nos está tomando el pelo? Nos referimos a cuando le llamamos con prisas y tu perro se dirige a ti pero se para a olisquear el césped, como si la cosa no fuese con él.

Te sorprenderá saber el motivo…

Tu perro sólo está intentando calmarte. Tu tono de voz y tus movimientos detonan tu enfado. Tu perro sólo está intentando darte tiempo para que al llegar ya estés más relajado, por ello se pone a olisquear el suelo. Fíjate cómo actúa la próxima vez que le llames enojado y prueba a cambiar tu estado de ánimo, seguro que notas un cambio de actitud también él.

Debemos tener en cuenta que en el paseo, son muchos los estímulos que le pueden atraer y distraer su atención de ti. Es su momento. Llamarle de forma continua y estresada sin además ofrecerle nada a cambio, hará que tu llamada sea un fracaso.

Pero en cambio, si tu llamada estuviese acompañada de un tono de voz animado y siempre obtuviese un refuerzo positivo al llegar (un premio comestible, una caricia, juego, un refuerzo verbal…) ¡Tu perro siempre querrá acercarse a ti!

No caigas en el error de usar la palabra “toma” para motivarle… ¿Te fue fácil crearle la asociación positiva de la palabra “toma” verdad? Siempre que oye la palabra “toma” sabe que tienes algo bueno para él

¿Por qué no pruebas a hacer lo mismo con su nombre?

Práctica este ejercicio, sal al parque en un momento tranquilo, sin distracciones, y cuando le llames por su nombre, enséñale un premio, ¡verás que rápido acude a ti!

Es un ejercicio muy sencillo que os iniciará en esta orden tan importante como es la “llamada”.

Enseñarás a tu perro de una manera muy positiva que tu llamada siempre reporta algo bueno, de este modo, siempre tendrá curiosidad por ti.

Read More


El juego es una parte muy importante y vital en la vida y convivencia con nuestro perro
Jugar es divertido, estimulante, alentador y una actividad promotora para su buen desarrollo tanto físico como mental.
Existen cientos de juegos y cientos de juguetes. Y siempre hemos pensado que tirar la pelota bien lejos es el mejor juego. Es muy divertido pero… hay otros juegos mucho más estimulantes y sobre todo mucho más positivos para afianzar nuestro vínculo con él.

Seguramente te ha pasado lo que a tantos otros propietarios de perros… le has comprado todo tipo de juguetes y se ha aburrido de ellos al poco tiempo. Tiene el suelo lleno de juguetes pero… ¡prefiere coger tus zapatillas! Y la respuesta te va a sorprender… no es que tu perro prefiera jugar con tus zapatillas, pero tus zapatillas resultan mucho más estimulantes. ¿La razón? Tu respuesta de enfado. Cuando tu perro está jugando tranquilamente con un juguete por lo general aprovechamos ese momento para dejarle tranquilo, pero en cambio si coge nuestras zapatillas o cualquier otro objeto que no debe romper… ¡la cosa se vuelve muy divertida! Corres detrás de él para quitarle lo que lleva en la boca, mientras que le gritas e intentas cazarle… ¿se te ocurre algo más divertido?

La próxima vez que tu perro te “robe” algo para jugar, acércate a él tranquilamente y ofrécele un juguete, hazle sentir que estás dispuesto a jugar con él y motívale a ello, verás que rápido consigues que te devuelva ese objeto sin tener que luchar por el, sin enfadarte y lo más importante, enseñándole de una manera educativa y divertida lo que si puede coger y lo que no.

Debemos enseñarle cuando comienza el juego, cómo se debe jugar (inhibición de la mordida) y muy importante también, cuando finaliza. Marcar estas pautas nos ayudará a enseñar a nuestro perro a no excitarse más de lo debido durante el juego y a auto controlarse. Y esto, le servirá para otros ámbitos en su vida.

Como decíamos, existen muchos tipos de juguetes, y cada perro, se sentirá más cómodo con un tipo de juego, adecuado o conforme a su carácter. Pero lo que más debemos tener en cuenta en este apartado es que, no dudes de que tu perro siempre preferirá jugar o interactuar contigo, para eso eres su referente, antes que marcharse lejos para coger una pelota.

Read More


 

En este artículo os hablaremos de los beneficios y desventajas de utilizar un arnés para pasear a nuestro perro.

Aunque la manera que tiene un perro de interpretar cual es la función de un arnés dependerá únicamente de la persona encargada de su aprendizaje, en la mayoría de los casos el concepto que nuestro perro tiene del uso de un arnés puede llegar a ser totalmente lo contrario de lo que nos hubiera gustado….

Antes de hablar sobre las ventajas y desventajas del arnés, debemos aclarar que esta herramienta de contención canina fue diseñada para mejorar la funcionalidad de los perros que servían al humano en tareas de arrastre de objetos, como pueden ser trineos y similares.

¿El arnés sirve para que un perro pueda tirar con mayor facilidad de objetos?

¡Exacto! Sólo tenemos que usar la lógica humana para llegar a esta conclusión. Si nuestro trabajo dependiese de arrastrar objetos pesados, sin la ayuda de nuestras manos y nos diesen la opción de hacerlo con la fuerza de nuestro cuello (COLLAR) o con la fuerza de nuestro torso (ARNES) ¿Cuál escogeríamos?

¡Bingo!

Si actualmente utilizas un arnés para pasear con tu perro y sus ganas de arrastrarte de punta a punta de la calle son casi incontrolables ahora ya puedes imaginar de donde se origina su gran potencia de arrastre….

Pero como hemos dicho anteriormente cada perro es un mundo y la manera que tenga de interpretar cual es la función de pasear con un arnés, es cuestión de “suerte” y sobre todo de la persona encargada de su aprendizaje.

Una vez aclarada cual es la función principal del arnés pasemos a las ventajas y desventajas de su uso.

VENTAJAS

– Son ideales para perros con una fuerte estabilidad emocional y que no precisan de la atención de su propietario/a cuando pasean por la calle

– Anulan la posibilidad de provocar un autocastigo físico en el perro cuando tensa la correa de imprevisto

– Pueden ser beneficiosos en ciertas terapias de rehabilitación mental canina ya que potencian la efusividad y sensación de seguridad en el perro

– Son indispensables en deportes caninos como el canicross, el mushing o maintrainling

– Algunos arneses tienen la posibilidad de personalizarse con el nombre del perro o un número de teléfono para facilitar nuestros datos personales en caso de pérdida o accidente del animal

DESVENTAJAS

– No son nada compatibles con perros reactivos o demasiado efusivos ya que solo potencian su carácter

– Su capacidad de correcto manejo y control sobre nuestro perro es prácticamente nula

– Su uso puede llegar a ser perjudicial en perros sensibles o muy miedosos

– No son nada recomendables para enseñar a un perro a no tirar de la correa.

– Pueden provocar una falsa sensación de libertad continua en nuestro perro debido a que no consiguen comprender sin previo adiestramiento por que cuando llevan el arnés puesto, a veces son libres para jugar con otros perro y otras veces no pueden acceder a ellos porque se encuentran sujetos por la correa

En definitiva no todo es blanco o negro. Un arnés puede ser una opción fantástica para realizar deportes con nuestro perro o un autentico fracaso si lo que buscamos es la herramienta de control ideal.

La mejor opción según nuestro criterio es alternar el uso del arnés con el de un collar educativo según la actividad que realicemos en ese momento con nuestro perro.

Y sobre todo concienciarnos de que si decidimos utilizar un arnés para pasear con nuestro perro, debemos ser considerados con su aprendizaje y quitárselo cada vez que se disponga a jugar con otros perros para así evitar que asocie el llevarlo puesto con el juego y descontrol.

Recordad siempre que para un perro no existe la comprensión sin previo aprendizaje y que ya sea un collar o un arnés es nuestra misión es el preocuparnos por su buen uso y habituación.

Read More


perro-oliendo-mano-

¿Alguna vez has visto un adorable cachorro paseando o dando saltitos por la calle junto a su propietario/a y te has sentido en la casi obligación de acercarte y acariciarle como si le conocieses de toda la vida?

¡Seguro que sí!

¿Quién puede resistirse a los encantos de un cachorro?

Lamentablemente y por muy extraño que le puede resultar a la mente humana, interactuar de manera extremadamente amistosa o efusiva con un perro desconocido, puede generar en el animal un concepto equivocado y perjudicial de cómo son los humanos.

¿Pero cómo puede ser que una muestra de afecto hacia un perro puede llegar a ser perjudicial para su mente?

Pensémoslo bien….

¿Realmente creemos que es beneficioso para un perro, que un desconocido/a le asalte casi por sorpresa para seguidamente acariciarle cogerle de la cara o incluso le incite a aproximarse a él con gestos y halagos creando en el perro un alto estado de efusividad al recibir una desmesurada y repentina atención por parte de una persona?

¿Qué sensación de falsa realidad le estamos creando a ese perro cuando le hacemos creer que lo normal es ponerse extremadamente nervioso cuando se encuentra paseando y alguien reclama su atención?

Ya se trate de un cachorro o de un perro adulto su manera de interpretar los saludos es muy distinta a la de un humano. Ellos no nacen con la idea de saltar sobre las personas para saludarlas o tirar de la correa con todas sus ganas para poder acercarse a la primera persona que se ponga en cuclillas y le muestre las palmas de sus manos mientras le silba o avasallan con un dulce tono de voz.
La realidad por desgracia es muy distinta.

¿Está mal saludar a un perro?

La respuesta es sí y no. Un perro ha de comprender desde temprana edad que un desconocido/a que se aproxime hacia el por la calle no supone un riesgo para su integridad o supervivencia.

El gran problema de mostrar nuestras buenas intenciones a un perro, se encuentra cuando no podemos controlar nuestro exceso de amor.

¿Y entonces como aprenderá ese perro que no soy una amenaza y que quiero caerle bien?

Un perro emocionalmente estable solo necesita olfatearnos para conocernos y saber que no representamos una amenaza, ya que utilizan su olfato como herramienta de aprendizaje la cual asegura su tranquilidad.

Aunque nos llegue a resultar extraño, para un perro el mejor saludo que podemos ofrecerle es simplemente el dejarnos olfatear tranquilamente y continuar nuestro camino sin casi mirarle.

Y si después de haber leído este artículo todavía no tienes claro si realmente un perro no precisa de nuestras anónimas caricias para ser feliz, debemos recordar una cosa… ¡es un perro! su manera de interpretar las cosas es muy distinta a la nuestra.

Asi que ya sabéis… La próxima vez que un perro se aproxime a nosotros de manera amistosa y se conforme con olfatearnos, consideraros unas personas afortunadas por conseguir que ese animal se haya llevado una buena impresión vuestra sin necesidad de haberle tenido que sobornarle con caricias o reclamos innecesarios.

¡Qué tengáis un buen día amigos/as del perro!

Read More